Connect with us

Importante

El Grillo que hacía delirar a los hinchas

ernPocos pueden ser ídolos de un club sin haber salido campeón. No muchos lograron ser reconocidos por simpatizantes de todos los equipos.  Pero solamente a uno se lo homenajeó decretando en su honor el Día del Futbolista Argentino: ese hombre es Ernesto Grillo.

Nació el 1 de octubre de 1929 en La Boca. Sin embargo, sus divisiones inferiores no las realizó en el club de la ribera –en donde triunfaría años más tarde-, sino en River. Como el entrenador, Carlos Peucelle, lo ponía de wing derecho, cuando él quería jugar de 10, Grillo pidió el pase y fue así como, en 1947, llegó a Independiente, con edad de cuarta división.

El debut del “Pelado” en la primera se produjo el 24 de abril de 1949, en un encuentro en el que el “Rojo” le ganó por 3 a2 a Platense. Su primer gol lo anotó el 26 de noviembre de ese mismo año ante Chacarita, en un encuentro en el que Independiente superó por 3 a 0 al “Funebrero”.  Aquel fue el primero de los 90 goles que Grillo marcó para el conjunto de Avellaneda.   

Si varias veces nos quejamos por el canto de un Grillo durante la noche, ¿qué tendrían para decir los defensores que enfrentaban a Ernesto Grillo? El “Pelado” fue un verdadero artista del fútbol, un gambeteador nato, un jugador táctico e inteligente. ¡Todo un atorrante! Por esas cosas que tiene este deporte, no pudo salir campeón con Independiente. Sin embargo, fue parte fundamental de uno de los equipos más extraordinarios que tuvo nuestra gloriosa institución. En aquella época, la delantera de Independiente estuvo conformada por un quinteto excepcional: Rodolfo Micheli, Carlos Cecconato, Carlos Lacasia (luego Ricardo Bonelli), Ernesto Grillo y Osvaldo Cruz. Funcionaba de manera tal que el entrenador de la Selección Argentina, Guillermo Stábile, decidió convocar a los 5 para el conjunto nacional.

Grillo es recordado por un fabuloso gol que le anotó a Inglaterra con la Selección el 14 de mayo de 1953 en el estadio de River. ¡Qué mejor que entender lo que pasó por medio de quien realizó aquella obra de arte: “Los ingleses nos ganaban 1 a 0, se la pedí a Lacasia y me fui. No me acuerdo a cuántos dejé en el camino. Ya estaba en el área y me faltaba ángulo para el remate. Entonces le pegué arriba y la pelota entró entre el hueco que dejó el arquero y el palo».

Ese gol, que hasta hizo enloquecer al mismísimo Juan Domingo Perón, fue tan importante que tras el fallecimiento de Grillo (el 18 de junio de 1998) y como merecido homenaje, se instituyó que el Día del Futbolista Argentino quedara fijado el 14 de mayo, el mismo día que el ex jugador de Independiente realizara aquella hazaña con la camiseta albiceleste.

En 1957, Grillo fue transferido al Milan de Italia, equipo en el ganó un Scudetto en la temporada 58/59. El “Pelado” jugó en el equipo europeo hasta 1960: disputó 96 partidos y anotó 30 goles. En aquel año, fue adquirido por Boca Juniors, donde ganó los campeonatos del ’62, ‘64 y ’65. Decidió ponerle fin a su exitosa carrera como futbolista en 1966.

Pasaron los años y sus problemas de salud se hicieron más frecuentes; como así también pasaba por serias dificultades económicas. Pese a haber sido uno de los mejores jugadores del fútbol argentino, falleció en medio de una profunda depresión, el 18 de junio de 1998, mientras se disputaba el Mundial de Francia. El fútbol lloraba: Grillo había dejado de cantar.

Written By

1 Comment

1 Comment

  1. A.D.Grillo

    15 noviembre, 2013 at 13:22

    Merecido recuerdo para un verdadero crack

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más leído

¿Siguen las salidas?

Actualidad Futbolística

Pérez: «Quiero revertir lo del último semestre»

Actualidad Futbolística

Ultima detalles

Importante

Abonos 2019/2020

Institucional

Connect