Connect with us

Sin categoría

Sigue en baja

Independiente llegaba al Estadio Único de la Plata con el objetivo de dejar atrás la eliminación en la Copa Sudamericana, pero la actuación fue aún peor y el equipo sigue siendo una incógnita con el nuevo cuerpo técnico.

Luego de lo que fue la dura eliminación en cuartos de final de la Copa Sudamericana, que era una de las dos vías que le quedaban a Independiente para volver a jugar la Copa Libertadores, Independiente jugó un partido muy malo y volvió a perder.

Parecía confirmada la alineación que ensayó casi toda la semana, pero minutos antes del comienzo del partido, el técnico decidió dejar fuera del equipo titular a Fabricio Bustos para optar por un 4-4-2, a priori, más conservador.

Las estadísticas para sacar ciertas conclusiones, a veces, son fundamentales. Y es que en la noche de hoy, los jugadores que más tocaron la pelota para intervenir en el juego, fueron los defensores centrales. Esto fue el fiel reflejo de lo que se vió hoy en cancha.

Desde el arranque se pudo apreciar una constante: los centrales recibiendo el primer pase por parte de Campaña, para empezar a construir el juego desde ahí con Lucas Romero y Sanchez Miño mostrándose como opciones para romper líneas.

El problema, es que la presión de Estudiantes nunca le permitió al equipo salir limpio desde abajo, y lo obligó a tirar pelotazos diagonales al vacío, que nunca supo aprovechar, por virtud de los defensores rivales y por el no funcionamiento del esquema inicial. Los extremos estuvieron desconectados del resto del equipo casi todo el partido, lo que imposibilitó que pudieran gravitar o ser opción para hilvanar ataques. Lo mismo, sucedió con Martín Benítez y Silvio Romero, quienes se encontraron muy aislados del resto del equipo, y debieron bajar hasta la mitad de la cancha una y otra vez para entrar en circuito.

Estudiantes no tuvo demasiadas llegadas en el primer tiempo, pero algunas desatenciones en la marca, a las que se sumaron algunos errores en lo conceptual, fueron dejando a Independiente más expuesto a lo que sucedería en la segunda parte del encuentro.

El segundo tiempo fue negro desde el arranque: Lucas Romero se equivocó en la salida, y el equipo pagó caro. Un mano a mano tapado por Campaña, del que se desprendió un rebote inevitable, se conertiría en lo que fue el primer gol de Ángel González (quien estuvo cerca de venir al Club) para el conjunto Platense.

De ahí en adelante, todo fue peor. El equipo entró en la desesperación de ir a buscar el resultado, el técnico acompañó la misma con los cambios, más por los nombres en sí que por la idea inicial, y el equipo quedó regalado atrás. El segundo gol de Estudiantes fue producto del mal posicionamiento defensivo, un flojo cruce de Figal en el piso, y la imposibilidad del resto de los defensores de recuperar la posesión, para que Diego García cruzara el balón y sentencie el 2-0.

Del último gol, no hay mucho que agregar a lo que se vió: otro córner en contra con un despeje hacia el medio, que le quedó servido a Kalinski, quien hizo lo que quiso para ponerle la frutilla del postre a lo que fue el mejor partido de Estudiantes en mucho tiempo.

Lo cierto es que Independiente cada vez juega peor, dos de los jugadores que venían teniendo los mejores rendimientos del equipo como Gastón Silva y Fabricio Bustos hoy volvieron al banco de los suplentes y resulta difícil de entender que Domingo Blanco sea considerado titular antes que Pablo Pérez, quien fuera de los rendimientos más altos el torneo pasado.

Hoy no hubo altura, estaban todos los refuerzos habilitados y son casi dos meses de este cuerpo técnico al mando. Si bien es prematuro empezar a sacar conclusiones, lo cierto es que hasta hoy, Independiente no demostró nada; quedó afuera de la Copa Sudamericana y hoy jugó inclusive peor que en su último partido. Sigue en baja.

Written By

Siempre Independiente. #TodoRojo.

1 Comment

1 Comment

  1. Fernando

    19 agosto, 2019 at 23:25

    si el técnico hubiera pasado de ronda en la Sudamericana ésta misma derrota tendría otro sentido. Pero ahora se le acortan los plazos porque prácticamente él deshechó la Copa.
    acuerdo en que fue una desorganización el planteo del equipo que ante la presión de EdLP en la salida de los 4 defensores, la única alternativa eran los pelotazos largos, cruzados algunos, de S. Miño y Figal, ésto como «salida» desde el fondo con la pelota en nuestro poder. Blanco y Benítez nunca fueron salida y Palacios y Cecilio nunca pudieron por los laterales. No hubo plan A ni B ni C. Partidas las líneas siempre

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más leído

Islas: “Volver a tener el escudo de Independiente en el pecho es lo que más quiero”

Actualidad Futbolística

Cruce confirmado

Actualidad Futbolística

Clásico en inferiores

Actualidad Futbolística

Beccacece y un final incierto

Actualidad Futbolística

Connect