Connect with us

Actualidad Futbolística

Con el corazón en la boca

Independiente le ganó 2 a 1 a Independiente del Valle como local en un partido que por momentos parecía que iba a perder pero que, gracias a la aparición de Silvio Romero, pudo revertir.

El encuentro desde el primer minuto fue todo rojo. Las primeras acciones de peligro a favor del local llegaron de los pies de uno de los refuerzos del último mercado de pases, Sebastián Palacios. Pero la más clara fue cuando Hernández le dejó la pelota servida a Pizzini y con su remate de derecha casi se mete por el segundo palo del arquero Pinos.

Llegando a la media hora de partido, tras un centro desde la izquierda, la pelota rebotó hacia el punto de penal, donde se encontraba Cristian Chávez. El primer remate del delantero dio en un jugador del conjunto visitante pero el rebote le volvió a quedar a él y en la segunda chance que tuvo decretó lo que hasta ese momento era el 1 a 0.

Sin embargo, tras algunos minutos de incertidumbre y tensión, el árbitro Diego Haro fue a revisar la jugada. En el monitor vio que, en el momento del remate que decretó el gol, Pablo Hernández se ubicaba por delante del último defensor y en la línea entre el arquero y la pelota por lo que anuló la conversión y cobró fuera de juego.

Luego de esa jugada, Independiente siguió controlando las acciones aunque con menos profundidad que al inicio del juego. Solo se destaca una jugada individual de Benítez que entró al área con pelota dominada pero su remate de zurda fue débil al medio del arco donde estaba Pinos.

Algunos segundos antes de terminar la primera parte Pablo Hernández fue a marcar a un rival pero cuando apoyó la pierna izquierda se desplomó y comenzó a tomarse la rodilla. Pudo volver a la cancha y terminó esa primera etapa en el campo pero evidentemente el dolor se manifestó en el vestuario y fue remplazado por Pablo Pérez antes de empezar el complemento.

En el inicio del segundo tiempo se empezaron a prestar la pelota y el equipo ecuatoriano tomó posesión del balón un poco más. A los diez minutos Beccacece efectuó el segundo cambio del encuentro, salió Chávez e ingresó Silvio Romero, momento clave del partido para el local.

Cinco minutos después, tras una dura infracción desde atrás de Romero llegó un tiro libre a favor de Del Valle. La defensa del “Rojo” se encargó de despejar como pudo pero Benítez, en una jugada inexplicable, dio un pase aéreo a la medialuna del área. No llegó a despejar de cabeza Domingo y le quedó a Jhon Jairo Sánchez, quien con un toque acomodó le redonda y metió un latigazo inatajable de derecha al palo derecho de Campaña para poner el 1-0 parcial y llenar de dudas a Beccacece.

A partir de ese instante empezó otro partido. El local empezó a perder la pelota y por momentos parecía que, si se lo proponía, la visita metía el segundo. Sin embargo, tras una buena acción individual de Palacios a los 26 minutos, que fue cortado con falta pero el árbitro prefirió continuar, le quedó la pelota a Romero que aprovechó un leve contacto adentro del área y se dejó caer para que Haro cobre penal.

El “Chino”, con una jerarquía pocas veces vista, tomó la pelota, la puso en el punto de penal y cuando la volvió a tocar fue con la cara interna de su botín derecho para ponerla pegadita al palo izquierdo de Pinos y poner el empate parcial. Luego de ese gol, Independiente salió a buscar el segundo y, tras una amonestación a Figal, Beccacece decidió efectuar el tercer y último cambio en su equipo: salió Francisco Pizzini y entró Alan Velasco, que en la primera que tocó tiró un hermoso caño.

A falta de diez minutos Sebastián Palacios tuvo el segundo desde afuera del área pero el arquero visitante se encargó de mandar su remate al córner. Algunos minutos después fue Pablo Pérez el que pudo haber marcado pero en la primera oportunidad su cabezazo fue desviado por Pinos y en la segunda el remate le salió al medio.

Ya en tiempo cumplido, Juan Sánchez Miño ejecutó el decimoquinto córner de la noche a favor del “Rey”. Su tiro fue directo a la cabeza de Benítez, que la peinó con dirección al centro del área chica y, con una acrobacia al estilo que nos tiene acostumbrados Zlatan Ibrahimovic, Silvio Romero puso su pie antes que Alan Franco (el de ellos), agarró desprevenido a Pinos que nada pudo hacer y la pelota cayó adentro del arco para marcar el 2-1 definitivo.

Los minutos finales fueron de nervios constantes. La visita juntó coraje y salió a buscar el empate pero el “Rojo” también fue por el tercero. A pesar de haber empujado para poder marcar, ninguno de los dos equipos lo pudo hacer y el encuentro terminó tras cinco minutos de adición que fueron más intensos que gran parte del resto de la noche.

Con este 2-1 Independiente viaja en igualdad de condiciones que en la serie pasada aunque en esta oportunidad tiene un gol en contra en casa. De todas maneras, sigue teniendo la posibilidad de dos resultados sobre tres a favor para poder pasar de ronda: victoria o empate. El partido de vuelta se disputará el próximo martes 13 a las 21:30h con estadio y árbitro a confirmar.

Written By

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más leído

Muchos nombres para un puesto

Actualidad Futbolística

Dos que suben

Actualidad Futbolística

Dos bajas para Mendoza

Actualidad Futbolística

Puntajes vs. Godoy Cruz

Sin categoría

Connect