Connect with us

Importante

Un vikingo con sangre muy roja

12-Trossero-en-IndependienteEnzo Trossero es uno de esos futbolistas que representa a los años dorados de Independiente. Fue un caudillo temperamental, valiente y con un temple envidiable, y demostró como pocos que sangre muy roja le corre por las venas.

Nació un 23 de mayo de 1953 en Esmeralda, Provincia de Santa Fe. De joven jugó en el equipo de su pueblo, pero rápidamente se probó en el Sportivo Belgrano de Córdoba, equipo en el que debutó en primera división con apenas 16 años.

Por sus destacadas actuaciones no sólo fue convocado a la selección cordobesa, sino que también fue pretendido por varios equipos importantes. Pese a ser buscado por Estudiantes y Newell’s, el “Vikingo” terminó fichando para Colón de Santa Fe en noviembre de 1971, institución en la que jugó hasta 1975. En ese año fue transferido a Independiente. En una entrevista a la revista El Gráfico, el ex defensor contó cómo llegó al club en el que brillaría durante tanto tiempo: Con el Gitano Juárez a cargo de la Selección del Interior (…) fui citado para viajar por varios países; entre ellos, a Costa Rica. Allí, con 22 años, me entero que me había comprado un club grande. El Gitano me dio la noticia pero no me dijo cuál era el equipo, para no crearme mayor ansiedad. Yo pensé que era Racing, club del que era hincha de chico (…). De Independiente no me imaginaba porque tenía un gran equipo con grandes jugadores como el zurdo López, Pancho Sá, Semenewicz, y por eso me parecía que en mí no se iban a fijar. Pero para mi sorpresa, cuando la selección llegó a Ezeiza, en el aeropuerto me estaba esperando José Epelboin, uno de los capos de Independiente. Arreglé todo enseguida”.

Rápidamente, Trossero ocupó un lugar fundamental en el “Rojo”. Tuvo dos períodos en el club: la primera, entre 1975 y 1979, y la segunda, entre 1982 y 1985. En la etapa inicial consiguió 2 Torneos Nacionales, en 1977 y 1978, y la Copa Interamericana, en 1976. En la segunda, el Metropolitano de 1983 y la Libertadores y la Intercontinental de 1984.

Con la camiseta roja disputó 345 partidos y marcó 56 tantos. De esa manera, es detrás de Elvio Pavoni (63), el defensor con mayor cantidad de goles en la historia de Independiente.

El “Vikingo” fue uno de los 3 jugadores que fueron expulsados por el árbitro Roberto Barreiro en aquella final contra Talleres de Córdoba en 1978 (los otros dos fueron Omar Larrosa y Rubén Galvan), que es considerada una de las mayores hazañas en la historia de Independiente, ya que se coronó campeón teniendo apenas 8 jugadores en cancha.

Además, Trossero participó en otra de las grandes epopeyas rojas: el triunfo por 1 a 0 ante Liverpool en la final de la Intercontinental en Tokio. Estaba muy fresco el episodio cruento de Malvinas y enfrentar a un equipo inglés era un incentivo muy grande. Nosotros lo vivimos de una manera muy especial y varios de los jugadores de ellos también. Se apreciaba en el ambiente que no era una final más, que había en juego otras cosas”, recuerda el zaguero.

Trossero también fue técnico de Independiente durante 3 campeonatos: fue noveno en el Apertura 99, subcampeón en el Clausura 2000 y décimo en el Apertura 2001.

En la actualidad, no entrena a ningún equipo. Asegura que «si me llaman de Independiente para ayudar voy a estar». Indudablemente, es una voz autorizada para opinar sobre el club de Avellaneda. Eso se debe a que sangre muy roja le corre por las venas.

Written By

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más leído

¿Siguen las salidas?

Actualidad Futbolística

Pérez: «Quiero revertir lo del último semestre»

Actualidad Futbolística

Ultima detalles

Importante

Abonos 2019/2020

Institucional

Connect