Connect with us

Se terminó el primer semestre de la temporada 2018/19 para el mundo del fútbol e Independiente dejó algunos números para analizar entre los que se destacan la obtención de un nuevo título, los cuartos de final de la Copa Libertadores y la actual séptima posición en la Superliga.

En total, el equipo de Ariel Holan disputó 22 partidos entre Superliga, Copa Libertadores, Suruga Bank y Copa Argentina. De esa cantidad de encuentros, ganó ocho, perdió cinco y empató los nueve restantes. Cabe aclarar que el encuentro como local ante Santos por los octavos de final de la Libertadores se computa como empate pese a que la Conmebol se lo dio por ganado al conjunto de Avellaneda y la derrota por penales en Copa Argentina con Brown de Adrogué también. De esta manera, el equipo de Ariel Holan consiguió 33 de 66 puntos posibles, lo que da una efectividad del 50%.

Pese a haber bajado su rendimiento frente al arco rival sobre el final del año, el “Rojo” convirtió 35 goles y recibió 20 repartidos en trece partidos (seis vallas invictas para Martín Campaña y una para Milton Álvarez en su debut ante Tigre). De esas 35 conversiones, doce fueron de Emmanuel Gigliotti (todas por la Superliga, lo que lo ubica como goleador junto con Lisandro López) y lo siguen Martín Benítez y Silvio Romero con cinco cada uno. El resto de los que marcaron fueron Gaibor, Braian Romero, Maxi Meza, Benavídez, Hernández y Brítez.

Independiente, por su estilo de juego marcado de tener la pelota y ser cuidadoso a la hora de tenerla dominada, es uno de los equipos que mejor promedio de posesión del balón tiene: 54,6%, solo por detrás de Vélez, River, Defensa y Racing. Además, en los último tres partidos ese valor ascendió al 58% pese a que solo consiguió uno de nueve puntos posibles y un solo gol, el de Maximiliano Meza a Godoy Cruz de tiro libre.

Pero no todo se trata de atacar en el fútbol, Independiente también tiene una defensa y arquero en un buen momento y así lo reflejó jugando de local. En el Libertadores de América le hicieron solamente cuatro goles en nueve partidos, lo que arroja 0,44 goles por partido, o mejor dicho, menos de la mitad de los partidos tuvo la valla vencida. Como visitante la historia fue bastante diferente ya que le convirtieron quince goles en diez partidos, equivalente a 1,5 goles por partido de visitante.

Con estos números, Martín Campaña recibió el reconocimiento de parte de la Superliga como el arquero del mes de noviembre por sobre Navarro de San Lorenzo y Arboleda de Banfield. Durante dicho período, el capitán disputó cuatro partidos (Argentinos Jrs., San Martín de Tucumán, Belgrano y Lanús) en los que recibió dos goles y atajó seis remates que iban directamente al arco.

Otro de los jugadores destacados del “Rojo” en este semestre fue el “Puma” Gigliotti. El ex Boca es el goleador de la Superliga con 12, empatado con Lisandro López, pero no tuvo un buen arranque de semestre debido a que el titular era Silvio Romero. A base de goles se ganó la confianza de Holan y lo eligió como titular para comandar el ataque por el resto del semestre, excepto en el partido de vuelta ante River en El Monumental, en el cual ingresó en el segundo tiempo.

De los doce que marcó, cuatro fueron para abrir el marcador (Newell´s, Colón, Huracán y Argentinos Jrs.) y convirtió dos de afuera del área (Newell´s y Argentinos) al igual que Martín Benítez (Patronato y Huracán). Gigliotti es uno de los jugadores que más remates al arco de promedio tiene: 3,31 por partido, superado solo por Luis Rodríguez, Mariano Pavone y Carlos Tevez.

Uno de los puntos flojos de Independiente durante el semestre fueron los penales. Esa lotería lo sacó de la Copa Argentina ante Brown de Adrogué a principio de semestre pero la mala racha se extendió durante los meses siguientes.

En la tanda de penales que lo dejó afuera de la Copa Argentina, el conjunto de Holan pateó cinco penales, de los cuales metió tres (Silvio Romero, Gastón Silva y Nicolás Domingo) y malogró dos (Emanuel Brítez y Nicolás Figal). Previo a ese partido, en la goleada por 8-0 ante Central Ballester por el mismo certamen, Maxi Meza había convertido desde los doce pasos el cuarto de esa noche al inicio del segundo tiempo.

Después de eso se ejecutaron siete penales en tiempo reglamentario, seis por la Superliga y uno en la Libertadores. El de la copa fue ante Santos y lo pateó Meza, que venía derecho si de patear penales se trataba, pero no pudo con el arquero brasilero Vanderlei cuando terminaba el primer tiempo del partido que no pudo terminar por incidentes entre la parcialidad local y la policía.

Los seis restantes por el torneo local lo convirtieron en el equipo que más veces tuvo la oportunidad de poner la pelota detenida a doce pasos del arco rival. Sin embargo metió menos de la mitad: Gigliotti pateó dos y no convirtió ninguno (Colón en la quinta fecha y Belgrano en la duodécima), Verón no pudo con Tigre de local en la séptima, Gaibor fue el más eficaz al meter los dos que tuvo (Atlético Tucumán en la décima y San Martín de la misma provincia en la primera, postergada hasta la ventana FIFA de noviembre) y Silvio Romero tuvo el primero de la tarde ante Belgrano pero su remate dio en el pie izquierdo del arquero Rigamonti.

Ahora toca descansar, el plantel será licenciado hasta los primeros días de enero y volverán a Domínico para armar lo que resta de la temporada. En los próximos cinco meses Independiente deberá jugar por lo menos catorce partidos: los diez restantes de la Superliga que, entre otros, incluye a San Lorenzo, River y Racing, la primera ronda de la Copa Sudamericana ante Binacional de Perú y al menos dos partidos de la nueva Copa de la Superliga, un torneo al estilo inglés que se disputará una vez finalizado el torneo local.

Holan deberá prepararse con una baja sensible, ya que Maxi Meza partirá hacia el fútbol mexicano. Pero no es el único jugador importante que se puede ir, Campaña y Gigliotti son pretendidos por Sampaoli para armar su Santos y es sabido que el mercado económico brasilero es ampliamente superior al argentino.

Al momento de analizar el semestre de Independiente, parecen todas pálidas por el final que le tocó vivir, pero también en la balanza hay que poner las cosas buenas que atravesaron a nivel internacional. El “Rojo” revalidó su apodo de “Rey de copas” al quedarse con la Suruga Bank en Japón ante el Cerezo Osaka y llegar al título número 18, misma cantidad que Boca. Además, en la Copa Libertadores alcanzó los cuartos de final después de 26 años y pudo haber llegado a las semifinales de no ser por algunos errores arbitrales que pudieron haber cambiado el desarrollo del partido en Núñez.

Sin dudas, el semestre fue una montaña rusa de emociones y realidades que le tocaron vivir al hincha de Independiente. Por momentos parecía el mejor equipo del país con la racha de victorias que atravesó en la Superliga durante octubre pero después el rendimiento cayó y no pudo volver a verse ese juego que lo invitaba al profesor a mirarlo desde la platea con un whisky y un habano. Ese será el reto de Ariel Holan después del primero de enero de 2019, volver a encontrar el nivel tanto individual como colectivo que lo pusieron en boca de todos por ser el mejor y desplegar un fútbol pocas veces visto en los últimos años. Ahora a brindar por el único rey, traigan vino que copas sobran.

Written By

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más leído

Islas: “Volver a tener el escudo de Independiente en el pecho es lo que más quiero”

Actualidad Futbolística

Clásico en inferiores

Actualidad Futbolística

Cruce confirmado

Actualidad Futbolística

Inferiores vs Union

Actualidad Futbolística

Connect