Connect with us

Después de la caída ante River y el fin del sueño de la Copa, es necesario evaluar con mesura el momento de Independiente. En donde estamos parados y hacia donde debemos ir.

Todavía duele la eliminación con River por la Copa Libertadores. Pasadas las primeras horas donde las sensaciones y emociones empañan el análisis, seguimos pensando que podríamos haberla ganado, que se podría haber hecho algo más contra el aparentemente imbatible equipo de Gallardo. Esa llama de esperanza prendida por el empate transitorio de Romero nos hizo pensar en que era posible. No alcanzó. No van a faltar aquellos que empiecen a discutir absolutamente todo lo realizado hasta el momento, heridos posiblemente en su esperanza de ver al “Rey de Copas” levantar su octava Libertadores. Pero no debemos dejar que el árbol tape el bosque.

Independiente logró cerrar una Copa digna, con una fase de grupos que, si bien se complicó, mostró a un equipo con recursos para recuperarse ante la adversidad y defender los colores como corresponde, clasificando segundos, pero con los mismos o más puntos que algunos primeros. Luego, la doble llave ante Santos, definida por un error administrativo y acompañada por un papelón de la ya impresentable CONMEBOL. Pero que tuvo al “Rojo” mejor parado en ambos partidos y que incluso dio la sensación de que podría haberlo ganado en cancha de no ser por la suspensión diez minutos antes del cierre. Y finalmente esta llave dolorosa ante River, uno de los mejores equipos del continente durante los últimos 4 años (Dato no menor, el “Millonario” alcanzó 3 de 4 semifinales en las últimas ediciones). Tras un parejo encuentro en la ida, los de Holan supieron cubrir algunas áreas de desventaja con entrega y un planteo táctico aceptable, de hecho, la fase no se resolvió por una gran diferencia deportiva, sino por algunos errores puntuales dentro del desarrollo del juego.

Algo que sostuvieron todas las declaraciones post partido fue “Estuvimos a la altura”, y es verdad. Si bien algunos nombres propios no rindieron como se esperaba, el balance general no es desastroso. Independiente cayó ante un equipo acostumbrado a jugar estas instancias y ganarlas, y algo que muchas veces se olvida en el periodismo deportivo es que el rival también juega. ¿Por qué nos duele más esta eliminación? ¿Por qué nos da bronca? Porque la podíamos ganar. Con falencias, sin sostener el rendimiento alcanzado en la cumbre de este equipo en diciembre de 2017 en el Maracaná, incluso así, la podíamos ganar. Eso es lo que tenemos que rescatar hoy.

Después de 28 años se volvió a llegar a una instancia importante del certamen más importante del continente, con dos títulos en el lomo en menos de un año y con un plantel que, sin haber podido reemplazar algunas piezas importantes, tiene jugadores que están a la altura de la historia grande de Independiente. ¿Significa esto que debemos aplaudir callados? Claramente no. Sin dejar de destacar la capacidad de Holan de potenciar algunos jugadores y formar un equipo competitivo luego de muchísimos años, debemos revisar que hay cosas que enderezar. Desde que el “Profesor” se calzó el buzo de DT que no se han hecho buenos mercados de pases, descontando a los dos delanteros de área, el resto de los jugadores traídos no han estado por encima de los que ya estaban. Y en los últimos dos mercados la dirigencia puso el dinero para traer lo que el técnico pidió, citando casos como Gaibor, Cerutti, Romero o Benavídez. Es necesario reemplazar las importantes bajas de Rigoni, Barco o Tagliafico, y para eso se debe revisar que algo se está haciendo mal.

Ni cerca estamos de poner en discusión el puesto del DT, Holan ha hecho un trabajo excelente. La mayor parte de este plantel defiende la camiseta de Independiente como pide la historia, desde sus aptitudes y compensando muchas veces técnica con actitud, pero a más alto nivel de competitividad, mayor exigencia. No se pueden seguir trayendo jugadores a ser suplentes, y tampoco se puede entrar a jugar un partido como este último con la actitud de algunos jugadores. Seguimos convencidos de que este es el camino, hoy es un día para tranquilizarse y apoyar. Que quienes están a cargo se sienten y revisen lo que deban revisar para volver más fuertes.

Compromiso, Actitud e Intensidad de parte de todos y todas, para ir por la octava y por seguir poniendo a Independiente en lo más alto.

PH: Club Atlético Independiente

Written By

2 Comments

2 Comments

  1. Walter reinaldo

    4 octubre, 2018 at 1:19

    Yo lo que veo, no solo contra river sino desde el maracanazo por copa sudamericana en diciembre, es un equipo sin volumen de juego, sin eficacia en las jugadas, sin eficiencia en sus jugadores, sin piques al fondo, sin diagonales, sin sorpresa. No podemos depender de benitez que no finaliza ni una jugada bien, ni de gigliotti o romero que no llevan peligro cuando atacan, de meza que esta desaparecido, de gaibor que no pega una, de hernandez o el chileno silva que aun no saben ni de qué juegan, de brian romero britez…¿Cuanto hace que no llegamos al area chica rival con pelota dominada ? ¿Y que no tenemos un mano a mano contra un arquero? A holan lo quiero y le reconozco y respeto por todo lo que nos devolvió, pero perdió mucho, mas de lo que ganó!!!

  2. EL HUARPE

    6 octubre, 2018 at 16:05

    Cuando se dice analizar donde estamos parados se deben abandonar las frases hechas. NO ESTAMOS BIEN. Seguimos buscando los reemplazos de los transferidos. Y no estan ni por asomo. Cuando se juegan 3 torneos como paso este semestre, no deberia haber diferencia entre suplentes y titulares, por lo menos no determinantes. Porque para jugar 3 torneos se necesitan relevos que esten a la altura, a menos que hagamos como los bosteros o los gallinas favorecidos en los arbitrajes. Pero cuando se utilizan muletos que PIERDEN con equipos sin categoria como viene ocurriendo, las compras no rindieron y punto. Podemos esperar una racha para dentro de un semestre mas PERO YA NO SON NECESARIAS. Falto jugadores inteligentes y con caracter, que se impongan en un partido que necesita FUERZA ademas de notas periodisticas pre y post partido. River nos gana con el VAR y nos cago a patadas, porque estamos en LA LIBERTADORES, esa del REY DE COPAS, recuerdan? Si tenemos jugadores que se embrollan o erran al arco, que abren a las puntas por no entrar al area y patear al arco… hay algo que falla. Si no cabeceamos nunca, algo falla. Si no hay jugadas preparadas algo falla. Si no tenemos shoteadores de primera, sin pararla, algo falla. ACA EL QUE ESTA CONTENTO ES EL MEGA REPRESENTANTE DEL FUTBOL NACIONAL, LA HINCHADA SIGUE, SEGUIMOS, ESPERANDO. EL HUARPE

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más leído

Solo restan detalles

Mercado de pases

Ya hay «cinco» en la mira

Importante

Arce dejó la reserva

Importante

Cristian Chávez bajo la lupa

Actualidad Futbolística

Connect