Connect with us

Independiente jugó uno de esos partidos que será dificil de olvidar y pasó a 4tos de final de la Copa Sudamericana al ganarle 2 a 0 a Atlético Tucumán en  el Libertadores de América

Será difícil olvidar un partido como este, tan cargado de emociones, de carácter, de situaciones de uno y otro lado que pudieron haber definido el asunto mucho antes de que Martín Benítez clavara ese derechazo que terminaría de servirle como redención ante un público que se ha cansado de reprocharle no ser el crack que tanto necesitan.

El encuentro tuvo al «Rojo» como dominador desde el comienzo. Su primqra chance clara llegó antes de los 10 minutos de juego, con una contra que definió Leandro Fernández, con alguna dificultad, rematando de zurda para que la pelota saliera apenas al lado del palo izquierdo de Cristian Luchetti.

A los 17 minutos apareció Benítez para armar una jugadón por derecha; poniendo el cuerpo para ganarle al defensor, llegando hasta el fondo y enganchando para luego asisitir a Fernández que definió desde el borde del área grande y metió la pelota en el ángulo mientras Luchetti solo podía mirar.

Golazo y justicia en un partido que ya se ponía «Chivo» pero que parecía empezar a resolverse a favor del local.

La más clara del conjunto visitante llegó un minuto después, luego de otra siesta de la defensa de Independiente que aprovechó Luis Rodríguez para aparecer en total soledad y no fue gol sólo porque el delantero tucumano decidió bajarle y la pelota le terminó quedando atrás. Error que Alan Franco no dejó pasar y terminó rechazando para alejar el peligro.

Promediando la primera parte tuvo lugar una de las polémicas del encuentro: Fabricio Bustos encaró, pasó y se metió en el área recibiendo la falta de un defensor rival aunque el arbitro decidió no sancionar nada y la jugada terminó con un off side absurdo de Ezequiel Barco.

En la última del priemr tiempo, Leandro Fernández desbordó por izquierda y tiró un lindo centro para Benítez que definió muy displicientemente  dandole suave y al medio, para que Luchetti contuviera sin problemas en una jugada que parecía tener destino de gol.

Lejos de bajar el ritmo, el complemento fue todavía más intenso:

A los 7 minutos, Nicolás Tagliafico vio la segunda amarilla  por una tonta infracción sobre el «Pulga» Rodríguez ceca del área grande, y se fue expulsado en el mejor momento de su equipo.

Independiente sintió el golpe de perder a su capitán y el copnjunto tucumano se adelantó unos metros y ganó en protagonismo,l pése a ello le costó mucho generar ocasiones de gol gracias al gran trabajo de Nicolás Domingo en el medio, y Juan Sánchez Miño y Fabricio Bustos por las bandas.

Ocasiones de gol no faltaron para Independiente, sobre todo en los pies de Leandro Fernández que tuvo varios remates pero siempre encontró bien posicionado al arquero del «decano».

A los 20 del segundo tiempo, Bustos encaró y se animó a pasar, tiró una pared con Benítez y lo derribaron cuando se disponía a definir, pero ésta vez Andrés Cunha no tuvo más remedio que cobrar penal para el «Rojo».

La ejecución quedó en los pies de Leandro Fernández que remató muy mal y Luchetti rechazó, pero volvió a dejarle la pelota en los pies a Fernández  que nuevamente falló, ésta vez la mandó por encima del travesaño cuando sólo tenía que empujarla.

Independiente sintió el golpe de la doble ocasión fallada y el rival se agrandó, se animó a ir en busca del empate pero también dejó espacios en el fondo que el «Rojo» quiso aprovechar con alguna contra.

Otra polémica se dio a los 25 de la segunda mitad. Martín Benítez fue derribado dentro del área pero otra vez Cunha prefirió no cobrar un penal tan claro como el que había cobrado un par de minutos atrás. Claramente el uruguayo fue de lo peor de la noche de Avellaneda, y tal vez otra hubiera sido el desarrollo del encuentro si hubiera estado a la altura de las circunstancias.

A 15 del final, el «Baldazo» de agua fria…Cunha confirmaba ser un arbitro que es de los preferidos de la Conmebol por cualquier otro motivo menos que por lo que hace adentro de la cancha, y a la salida de un córner sanciona una mano inexistente de Rodrigo Moreira dentro del área cuando en realidad el que la acomodaba con el brazo era Franco Sbuttoni.

Luis Rodríguez ejecutó con mucha categoría el penal y marcaba el empate pero se debió repetir por una clara invasión de sus compañeros. En la segunda ejecución, Martín Campaña se vistió de héroe y despejó tirándose a su izquierda para evitar el empate que hubiera dejado afuera a Independiente.

El atajadón del uruguayo fue una inyección anímica para Independiente que fue protagonista en los últimos minutos, y con un jugador menos pasó por encima a equipo tucumano.

A poco menos de 10 minutos para el final, Moreira robó un balón presionando bien arriba, y la jugada derivó en Martín Benítez que recibió, se acomodó y sacó un derechazo precioso que se metió al ladodel palo izquierdo de Luchettio que se estiró pero nada pudo hacer para evitar el 2-0.

Merecido golazo del misionero que lo festejó al borde de las lagrimas coronando un partido épico, de esos que pueden significar una reconciliación entre un público que suele cuestionarlo de más pero que hoy debe agradecerle el triunfo que le regaló.

Los últimos minutos fueron con más nervios que fútbol, Bustos se consagró como dueño de la banda derecha y corrió cada pelota como si fuera la primera, incansable, con criterio para siempre buscar a un compañero o intentar la personal cuando la situación así lo pedía.

Sobre el final, Campáña le tapó una volea impresionante Rodríguez que se metía en el ángulo de no ser por la buena reacción delñ arquero de Independiente.

Tras esa jugada, Yonathan Cabral, vio la Roja por agredir al arquero uruguayo al interpretar que éste estaba perdiendo tiempo y no dejaba cobrar el córner.

Fue final y pase a cuartos para Independiente que vivió una de esas históricas noches de Copa. El equipo de Ariel Holan ahora aguarda por Estudiantes o Nacional para jugarse su pase a las semifinales de la Sudamericana.

Written By

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más leído

El dueño del clásico

Actualidad Futbolística

“Nos fallamos a nosotros como grupo y a la gente”

Actualidad Futbolística

Sudor, sangre y derrota

Actualidad Futbolística

perdidos y sin brújula

Actualidad Futbolística

Connect