Connect with us

Columnas

Así es difícil

Foto: Olé

Foto: Olé

Nudos en la garganta. Gestos de desazón. Miradas perdidas y al piso. Independiente volvió a perder y ya lleva 14 partidos sin ganar. Difícil.

El futuro parece negro, sobre todo si caes por tus propias impericias: seamos honestos, el “Rojo” hoy no se llevó los 3 puntos por las fallas que cometió, tanto en la definición como en la marca. El error de Hernán Fredes en el gol de Sánchez Miño es imperdonable. Ya cansa verlo en la cancha. ¿No hay alguien que pueda jugar en su reemplazo? Hilario Navarro, una vez más, dejó serias dudas y da la impresión que podría haber hecho algo más tras la definición del joven mediocampista de Boca. Y de paso, sería prudente que de vez en cuando se quedara un rato después de los entrenamientos para practicar saque: siempre se la pone en el pecho a los contrarios.

Ernesto Farías, Paulo Rosales y Luciano Leguizamón perdieron goles increíbles, de esos que no se deben desperdiciar si vivís una situación tan angustiante como la de Independiente. Claudio Morel Rodríguez se hizo amonestar de nuevo, ya cansa.

De todas formas y pese a las fallas mencionadas, el “Rojo” tuvo una importante levantada en cuanto al juego, teniendo en cuenta las producciones anteriores. Osmar Ferreyra y Roberto Battion tuvieron un gran partido. El volante por izquierda tuvo mucho despliegue y sacrificio, generó juego y fue el artífice de un golazo. El ex 5 de Banfield estuvo metido en el partido y  firme en la marca. Quitó y entregó con criterio. De a ratos consiguieron asociarse con Leguizamón, Rosales, Farías y Morel Rodríguez. Por eso Independiente tuvo 6 situaciones de gol claras, cosa que no había sucedido en ningún partido del torneo. Eso es un avance y empieza a verse la mano de Gallego.

Otro de los temas es la enorme fragilidad defensiva: el “Tolo” deberá ordenar la última línea porque da la impresión que cada vez que el rival crea peligro la jugada va a terminar en gol.

Otro punto flojo es el anímico. Es inadmisible que un equipo no sepa sobreponerse ante una adversidad. Pareciera sentirse perdedor, que no puede. La frutillita del postre, una nueva lesión, que invita a la siguiente pregunta: ¿Qué se hizo durante la pretemporada?

La situación es dificilísima. Hoy se mejoró en el juego, es cierto, pero ya son demasiadas las oportunidades desperdiciadas. 

Written By

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más leído

Menossi a la vista

Importante

Ezequiel Denis: «Ojalá pueda tener una chance en Independiente»

Entrevistas

Aumenta la cuota

Importante

La novela de Barboza

Actualidad Futbolística

Connect