Connect with us

Columnas

El superávit de Pellegrino

Desde la llegada de Mauricio Pellegrino, Independiente gana, gusta y hasta se da el lujo de golear en los clásicos. El «Rojo» avanza a paso firme en la Copa Sudamericana y muestra una solidez como equipo que empieza a dar que hablar pero, para argumentar estos dichos, te traemos en números el rendimiento del «Rey de Copas».

En un contexto turbulento en el mundo Independiente, empezó a retumbar su nombre y la gente comenzó a mostrar cierta resistencia a su llegada. Mauricio Pellegrino llegó y encontró un equipo diezmado por las lesiones de dos jugadores claves como Diego «torito» Rodríguez y Federico Mancuello, y varias incógnitas por resolver, por lo que decidió moverse rápidamente y reforzar el equipo de cara al segundo semestre. Hoy, los refuerzos del «rojo» fueron claves para la levantada en este segundo semestre y los números así lo reflejan.

Bajo su mando, Independiente disputó 18 encuentros: 12 por el torneo local, cuatro por Copa Sudamericana y dos por Copa Argentina. El «Rojo» cosechó 11 victorias, 6 empates y sólo una derrota – ante Lanús por los octavos de final de la Copa Argentina-. Pero el punto alto del rendimiento radica en que la valla se mantuvo invicta en 10 encuentros, lo que habla de un orden colectivo a la hora de los retrocesos y las marcas muy importantes; resaltando las figuras de los defensores, factores claves en el funcionamiento de este nuevo Independiente.

Otro punto alto es la fortaleza que ha logrado construir en el Libertadores de América: de 9 partidos jugados como local, Independiente ganó 8 y empató uno, donde solamente recibió tres goles, estando ya 7 meses invicto en esta condición. En vista a lo que será la Copa Sudamericana (prioridad en este segundo semestre) hacerse fuertes como locales genera seguridad en los jugadores y un factor psicológico en los rivales que les juega en contra a la hora de pisar la casa del «diablo».

Fuera de casa, el equipo sabe jugar los partidos y es cuando resalta la inteligencia y concentración de los jugadores, pese a que en algunas ocasiones Independiente lo tuvo para ganar y no puedo cerrar los partidos, el «rojo» no pierde hace 8 partidos, con dos victorias y seis empates.

Mas allá de los jugadores de jerarquía que se destacan en el equipo (párrafo aparte para hablar de lo que significa el «cebolla» Rodriguez en este plantel) Pellegrino tuvo la virtud y el tacto de rescatar valores de la institución que parecían perderse en los abismos de la reserva y los clubes más chicos. Un fiel ejemplo es el de Martín Benítez.

Antes de esta segunda mitad, el misionero había marcado 3 goles en su carrera y la situación personal lo marginaba del fútbol. Desde el arribo de «longaniza», Benítez marcó 6 tantos. Pero lo más destacable es el ascenso futbolístico que tuvo el juvenil del «rojo», siendo pieza fundamental en muchos partidos para conseguir la victoria. Además del asentamiento en el primer equipo de Julián Vitale y Juan Manuel Trejo, grata noticia para el club en cuanto a futuras entradas de dinero por las ventas.

Puede no ser del gusto futbolístico de algunos, pero Independiente consigue resultados y se hace cada día mas fuerte de la mano de un técnico que le cambió la cara al equipo y, con juego, equilibrio y concentración, está llevando al club a los grandes puestos, un lugar de donde nunca se tuvo que ir. Gracias Pellegrino.

 

 

 

Written By

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más leído

“Nos fallamos a nosotros como grupo y a la gente”

Actualidad Futbolística

Sudor, sangre y derrota

Actualidad Futbolística

perdidos y sin brújula

Actualidad Futbolística

Connect