Connect with us

Columnas

Cambiar el foco

– Opinión – 

Final del campeonato. Independiente se ubica en la cuarta posición con 33 puntos. Arriba del «Rojo» están Lanús (35); River (39) y Racing (41), que es el nuevo campeón del fútbol argentino. Del «tres campeonatos en 48 años» al «te gané en la 5ta». 

Mucho se ha hablado – en esta última década – de un término que surgió del seno del mundo Independiente a modo de calificativo para con el resto de las hinchadas y, particularmente, para con la de Racing. La palabra «racinguización», que no se encuentra en ningún diccionario pero que tiene gran validez en la jerga futbolera. Consideración que arrasó con toda su fuerza a la mayoría de los clubes argentinos, incluso a Independiente.

Pero ¿Por qué «racinguización»?

Se hace referencia a la mediocridad en su máximo exponente. A la necesidad del fracaso del rival para tomarlo como un logro propio, a relativizar los logros deportivos para jerarquizar la «cultura del aguante», el «perdí pero no me importa». A la falta de exigencia, al conformismo barato. A los «hinchas de la hinchada»

Así nació el término. «La racinguización de River» es un claro ejemplo. Hinchada que se jactó de «copar y alentar» cuando su club estaba en llamas y descendido. Por supuesto, le pasó también a Independiente y eso es lo preocupante. Un campeonato local y una Copa Sudamericana, hoy le bastan a muchos hinchas del «Rojo» que perdió la memoria y entró en el circulo vicioso. 

Lejos se está de creer que si no se llena una cancha, se ganan campeonatos o que si la popular no canta, los jugadores rinden más – o vinculaciones de ese estil0 – la clave está en cambiar el foco. ¿Cómo? No siendo parte de esa retroalimentación que genera la «racinguización».

Ejemplo claro yace en las excusas que buscaron los vecinos al decir que Independiente es grande por Grondona. Hoy, somos nosotros los que aducimos el triunfo de los «académicos» a un «manejo espurio» de Máximo Kirchner. Que «Independiente compró el ascenso» o que «No se van a la ‘B’ por Grondona». Mismo dirigente que autorizó la legitimación de los títulos del amateurismo, por citar un caso.

El punto es alejarse. Alejarse con logros deportivos, pero para eso hay que alejarse desde la mentalidad, desde el enfoque que le queremos dar a nuestro club. Hoy, un Milito se consagra en Racing y el otro se fue por la puerta chica y casi olvidado por su propia gente en Independiente.

Pero los ojos están puestos ahí, en que «salieron campeones con un gol en contra», en «salis campeón pero no copaste el Obelisco» o «podrán salir campeones pero les ganamos en la 5ta fecha» y no en «¿cual es la explicación de la Comisión Directiva para tamaña aberración con Gabriel?»

Debemos dejar de mirar para afuera, para empezar a mirar un poco para adentro. ¿Qué hicimos y qué seguimos haciendo mal? Dos campeonatos en 12 años, un descenso, dirigencias corruptas e inútiles, un pasivo incontrolable, un estadio a medio hacer.

Mientras tanto, la mecha se va consumiendo. Independiente es inmenso y chapa le sobra, pero la chapa también se oxida y si bien las vitrinas siempre estarán llenas, es necesariamente urgente que el club vuelva a recuperar el terreno que durante tantos años regaló.

Lo triste no es ver a Racing campeón – a un padre lo tiene que alegrar – sino ver a los propios hinchas y socios de Independiente utilizando cualquier tipo de artimañas y argumentos simplistas para deslegitimar el nuevo título de «los de enfrente». Que aún siguen necesitados de «fama» y que una de sus máximas alegrías es el descenso de su clásico rival.

Independiente podrá ganar y perder, esto es fútbol. Pero hay algo claro, el camino que se transitó para hoy poder ser una institución tan prestigiosa no se cimentó gracias a las desgracias ajenas sino a la gran cantidad de alegrías y méritos propios. Hay que recuperarlo.

Written By

Enfermo por Independiente. Estudiante de Periodismo y Comunicación Social en UNLP.

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más leído

“Nos fallamos a nosotros como grupo y a la gente”

Actualidad Futbolística

Sudor, sangre y derrota

Actualidad Futbolística

perdidos y sin brújula

Actualidad Futbolística

Connect