Connect with us

Columnas

El top (menos) 10

Alguna vez jugaron en Independiente futbolistas como Arsenio Erico, Vicente dela Mata, Antonio Sastre, Ernesto Grillo, Elvio Pavoni, Ricardo Bochini y Daniel Bertoni. La temporada 2012-2013 será muy difícil para la institución de Avellaneda ya que deberá sumar más de 60 puntos para permanecer en la máxima categoría. Ninguno de los refuerzos es, ni por asomo, de la talla de los ídolos mencionados anteriormente. Pero afortunadamente, ninguno se acerca a algunas de las perlitas que llegaron al club durante la gestión de Julio Comparada.

 

Resulta inverosímil que alguna vez se hayan puesto la roja. Daba ganas de llorar cuando se escuchaban/leían sus apellidos en la formación inicial. Dolían los ojos por el solo hecho de verlos parar una pelota (cuando podían). Uno quisiera creer que fue mentira o que fue un sueño. He aquí un listado de los peores jugadores que vistieron la camiseta de Independiente en los últimos años. Del 10 al 1, se los presentamos.

 

10) Sergio Manoel: A mediados de julio de 2004, nos desayunábamos con que Julio Comparada había contratado a un tal Sergio Manoel. “Juega de 10, es brasileño y es zurdo. Malo no puede ser”, se podía pensar. Encima había disputado algunos encuentros en la selección de su país. Pero también estaba la otra cara de la moneda: “Es un trotamundos, no logró afianzarse en ningún club, si fuera bueno hubiera jugado en algún club de Europa”. Y fue la segunda opción la que realmente se efectivizó. Sergio Manoel no llegó a disputar 4 partidos enteros ya que afortunadamente llegó Federico Insúa. Puesto número 10 solamente por haber participado en pocos partidos.

 

9) Martín Pautasso: intrascendente lateral derecho que vino de Gimnasia y EsgrimaLa Plata. No tenía marca ni proyección. No sabía cerrar ni tampoco tirar un centro decente. No había mucha diferencia entre ponerlo a él o a un cono de entrenamiento. Otro que duró poco. Hoy juega en Independiente…de Rivadavia.

 

8) Esteban Buján: debe ser uno de los jugadores más violentos que jugó en Independiente. Se lo recuerda por una descalificadora entrada a Rubens Sambueza, que dejó al exfutbolista de River fuera de las canchas por varios meses. No sólo que marcaba mal, sino que las pocas veces que recuperaba la pelota la entregaba mal. Contemporáneo de otros ídolos como Mariano Herrón y Gastón Machín.

 

7) Germán Pacheco: llegó a Independiente como una joven promesa en 2010 y proveniente de la cantera del Atlético de Madrid. Si uno ponía su nombre en un buscador de videos de Internet, podía encontrar cosas interesantes: goles, pegada, gambeta. Nada de eso sucedió en su corta y penosa estadía en el rojo. Tan sólo jugó 6 meses y anotó 1 gol (ante San Lorenzo). Tuvo la dicha de usar la 9…

 

6) Antonio Barijho: arribó al “Rojo” en junio de 2006, apenas unas horas después que su íntimo amigo Daniel Montenegro firmara su contrato. Ni haciendo un esfuerzo sobrehumano es posible entender esta contratación. El exjugador de Boca y Huracán fue de esos tantos jugadores que llegaron a Independiente en un pésimo estado tanto físico como futbolístico y duro menos que un suspiro.

 

5) Ángel Puertas: la primera imagen que me viene de este limitadísimo defensor que llegó a Independiente a mediados de 2008 es un partido en el cual estaba por ingresar, se saca la remera de entrenamiento y deja en evidencia su voluminosa barriga, digna de alguien que toma mucha cerveza y que come asados y ravioles en cantidades industriales. Sólo disputó 7 partidos: uno peor que el otro. Para colmo fue uno de los tantos que inhibió al club. Increíble.

 

4) Bernardo Leyenda: gracias al extraordinario trabajo de Pepé Santoro, Independiente tiene el puesto de arquero bien cubierto desde hace varios años. Un día de 2005, un tal Bernardo vino a hacer leyenda en el “Rojo” y lo logró: se convirtió en uno de los peores guardametas de la historia del rojo. Tenía menos reflejos que un vampiro en un espejo y brindaba menos seguridad que los bancos argentinos después del corralito de 2001. Afortunadamente jugó pocos partidos ya que fue rápidamente reemplazado por Oscar Ustari. Una de color: Leyenda llegó a jugar en el Club Rocafuerte de la segunda división del fútbol de Ecuador.

 

3) Diego Gavilán: Luis Alberto Islas fue, sin duda, uno de los grandes arqueros que pasó por Independiente. Pero un día dejó estampada una frase que pasará a la historia: “Gavilán es mejor que Bolatti”. ¿Se lo habrá creído de verdad? Sino no se entiende la llegada del paraguayo. De los peores jugadores que tuvo el “Rojo. Encima lo inhibió.

 

2) Marco Pérez: Llegó en 2011 con buenos antecedentes: había sido goleador en Gimnasia y era pretendido por varios clubes. Incluso tuvo un debut que invitaba a la ilusión, al anotarle al Inter de Porto Alegre en la final de la Recopa Sudamericana. Pero después de eso no paró de perderse goles, muchos de ellos insólitos: el peor de todos fue contra Boca, con el arco completamente vacío y con Agustín Orión casi vencido. No sabía parar la pelota, tirar un centro, desbordar, gambetear, entregar un pase, rematar, cabecear. Impresentable.

 

1) José Moreno: el solo hecho que Julio Comparada haya puesto casi 1 millón de dólares en este “jugador” da ganas de cortarse las venas. Ni siquiera sabía calcular un salto para cabecear: generalmente se pasaba de largo y terminaba haciendo cualquier cosa. No sólo era una máquina de errar goles sino que también era un futbolista violentísimo que consiguió varias expulsiones. De lo peor.

 

Written By

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más leído

Ya consiguió equipo

Mercado de pases

Horas decisivas

Actualidad Futbolística

¡A la final de América!

Importante

Un día volvió

Importante

Connect