Connect with us

Importante

Aprender de los errores

– NOTA DE OPINIÓN-

Independiente fue una sombra de aquel equipo que goleó a Atlético Rafaela y perdió anoche con Estudiantes de La Plata. A diferencia de lo ocurrido 6 días atrás, el equipo de Avellaneda prácticamente no tuvo situaciones de gol a favor, pero se volvió a repetir la fragilidad defensiva.

Cuando el once inicial fue confirmado, hubo varios nombres que sembraron varias dudas. El primero, por supuesto, fue la salida de Matías Pisano, uno de los jugadores más importantes en el triunfo del último domingo. La ofensiva de Independiente careció de velocidad, vértigo y cambio de ritmo, por lo que los ataques terminaron cayendo en el embudo propuesto por Estudiantes.  

Ausente por lesión, el equipo sintió la ausencia de Claudio Riaño. Costó entender por qué no jugó desde el arranque Francisco Pizzini, quien venía teniendo buenas actuaciones y había anotado cuatro goles en las últimas tres presentaciones.  Daniel Montenegro no es el mismo futbolista que hace 3 años  y no tiene la velocidad ni la potencia de un tiempo atrás. En todo caso, el «Rolfi» puede sumar con habilitaciones, control de balón y eventualmente definición.

Excepto por el incansable Federico Mancuello, el mediocampo de Independiente hizo todo mal. Ivan Pérez, que no había sido titular en su último club, San Martín de San Juan, comenzó desde el arranque. Se lo notó nervioso, impreciso y falto de ritmo. Falló demasiados pases, fue amonestado a los 22 minutos del primer tiempo y Almirón lo reemplazó 12 minutos más tarde. Tal vez quien debió haber jugado desde el inicio debería haber sido Franco Bellocq, quien viene cumpliendo aceptables actuaciones.

Rodrigo Gómez tuvo una pobre actuación, pero a su favor, jugó en una posición que no le resultó nada cómoda. El exmediocampista ofensivo de Argentinos no se caracteriza por tener grandes virtudes defensivas, sino que él puede ser importante de tres cuartos de cancha para adelante. Anoche, «Droopy» se vio obligado a hacer la banda derecha y dejó en claro que necesita un jugador que le cubra la espalda.

La famosa línea de tres defensores requiere de sincronización con los mediocampistas. Jugar con cuatro en el fondo no asegura mejores resultados ni la resolución de problemas. Sin embargo, todo sistema está sujeto a ensayo y error y a aceptar que si no funciona es necesario cambiar.

 

 

Written By

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más leído

La nueva idea de la Conmebol: la Supercopa

Actualidad Futbolística

Copa Argentina: día y horario confirmados

Actualidad Futbolística

«Lo único negativo fue el resultado»

Actualidad Futbolística

Cambio en la Superliga

Actualidad Futbolística

Connect